business-3192205_640

La gamificación en RRHH, conoce para qué te sirve

Las tecnologías que se adaptan al funcionamiento de la empresa y mejoran la productividad no tienen por qué ser siempre serias. Conoce la gamificación y sus múltiples funcionalidades.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es un concepto muy novedoso dentro de Recursos Humanos, pues hasta ahora había sido utilizada únicamente en mercadotecnia.

Se trata de juegos. Mecánicas de juego y dinámicas que se utilizan para seleccionar personal, retenerla e incluso formar a los empleados de la empresa.

Ayuda a mejorar la participación, integración, interacción e incluso compromete a los empleados hacia determinado objetivo.

¿Para qué utilizarla?

Hay diversas áreas donde la gamificación puede ser muy útil, como son:

Selección de personal. Para elegir al mejor candidato y motivarlos dentro del proceso de reclutamiento, la gamificación es un gran auxiliar.

Formación. Volver el aprendizaje de distintos conocimientos no tiene por qué ser tedioso, es una gran herramienta incorporar dinámicas de juego para que retengan la información necesaria para la compañía.

Generación de ideas. Diversos procesos lúdicos, como el Método Lego, han demostrado su eficacia en ayudar a la creatividad de un equipo y estimular la colaboración. También es muy útil para mejorar la comunicación interna.

gamificación

La gamificación, concepto novedoso, es muy útil en diversas áreas.

Ambiente laboral. Dentro de una cultura organizacional es importante mantener la motivación del equipo, la gamificación es una gran forma de no solo mejorar el ambiente laboral, sino aprovechar las habilidades de cada empleado y fomentar el trabajo en equipo.

Mejorar productividad. La competitividad laboral no tiene por qué ser agresiva. Incorporar dinámicas de juego dentro del desempeño laboral puede mejorar la productividad y al mismo tiempo motivar a los empleados.

¿Cómo incorporarla?

Para que la gamificación sea utilizada en tu empresa, es importante tomar en cuenta ciertos puntos.

Bien definida. Deben establecerse las reglas claras y alinear los objetivos con las necesidades de la empresa. Si se utiliza para candidatos a una vacante, deben enfocarse en el tipo de personal y lo que requieren de este.

Novedoso. Si se utiliza un juego que sea popular, conocerán las reglas de antemano y pueden saltarse algunos puntos importantes. El juego debe ser distinto a los convencionales.

Retroalimentado. Conocer la puntuación es importante, esto ayuda a motivar al empleado para cumplir los objetivos y en el caso de vacantes, el candidato sabrá cuáles fueron sus fallas en caso de no conseguir el empleo.

Para tener empleados motivados y un proceso de selección de personal dinámico y lúdico, la gamificación es la mejor opción.

¿Ya la utilizas en tu empresa?

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *